Beneficios que ofrecen los minisplits

Las condiciones climáticas son un factor importante para llevar a cabo muchas de las tareas que el ser humano suele realizar, incluidas las actividades que tienen lugar en interiores. Se trate de tareas del hogar, labores de oficina, trabajo de un taller, actividades diarias de una tienda o empresa, o bien, de las necesidades ambientales de una planta o fábrica, el clima y la temperatura son elementos que en muchos ámbitos deben estar regulados para poder tener el mayor índice de productividad y eficiencia.

La opción principal en la mayoría de estos casos para tener un buen control de la temperatura es la instalación de un sistema de aire acondicionado que provea un flujo de aire con las condiciones requeridas por la tarea que se realiza, el lugar del que se trata y las necesidades de las personas que se encuentran en el lugar. Sin embargo, este tipo de sistema no siempre es el más adecuado, pues no necesariamente cumple con los requerimientos del lugar, la tarea y el personal.

Por fortuna, existen alternativas realmente eficientes que pueden utilizarse en lugar de un sistema de aire acondicionado y la opción más viable y efectiva al respecto son los minisplits.

A pesar de tratarse de un equipo bastante conocido ya en el mercado, hay muchas personas y sectores que no los consideran en absoluto cuando se requiere un sistema para regular la temperatura del ambiente en un lugar. Incluso en la actualidad existen algunos mitos y creencias sobre este tipo de equipos y su supuesta falta de calidad y eficacia al momento de regular y controlar la temperatura del aire en un lugar.

Cabe mencionar que la mayoría de estas creencias son erróneas y no tienen un sustento válido y confiable. Pero lo que sí es claro y completamente confiable y veraz, es que un sistema regulador de aire de este tipo puede ofrecer una serie de beneficios bastante atractivos y en varios aspectos que son muy buenos argumentos para considerar y decidir adquirir un equipo para su uso en cualquier tipo de lugar y ambiente.

  • Fácil instalación.

A pesar de su enorme efectividad, uno de los principales inconvenientes que se tiene al instalar un sistema de aire acondicionado tradicional es que hay que modificar la estructura de algunas paredes, taladrar, perforar, hacer grandes huecos e incluso tirar muros. En muchas ocasiones es incluso necesario llevar a cabo una remodelación del lugar o las instalaciones para poder instalar un sistema de aire acondicionado. Todo esto sin considerar que se requiere un grupo de expertos para realizar el procedimiento.

La instalación de los minisplits, por otra parte, no requiere maniobras tan exhaustivas, complejas, ruidosas y molestas, al contrario, es un proceso que hasta puede ser considerado como simple, pues no hay necesidad de realizar hoyos, tirar muros, remodelar e incluso no se requiere mucho tiempo.

En realidad, lo único que se necesita para la instalación es un lugar libre en el muro, piso o techo para soportar la unidad interior del equipo y un lugar en el patio, azotea o jardín para la unidad exterior, además de un experto que realice la instalación.

  • Ahorro de energía.

Actualmente existe una gran variedad de sistemas y equipos para el acondicionamiento del aire que están diseñados para satisfacer diferentes tipos de necesidades o con diferentes implementaciones tecnológicas que favorecen al usuario.

Y uno de los grandes beneficios que ofrece este tipo particular de equipos gracias a la tecnología que utiliza es que pueden mantener un nivel de temperatura dentro de un cuarto sin la necesidad de estar encendidos. El equipo se enciende y trabaja para alcanzar el nivel de temperatura requerido y cuando esto se logra, el dispositivo reduce su potencia y se apaga por sí solo. Si se detecta un cambio en la temperatura, este se enciende y trabaja de nuevo.

Esta característica ofrece la opción de ahorrar una buena cantidad de energía, pues el equipo no está encendido todo el tiempo.

  • Frío o cálido.

Los minisplits, a diferencia de otros equipos, son ideales para climas fríos y cálidos, pues su sistema puede contar con funciones tanto de enfriamiento como de calefacción, de manera que no es necesario adquirir dos equipos diferentes para cada temporada. No obstante, es importante conocer las características del equipo antes de su adquisición, pues no todos los dispositivos cuentan con ambas funciones

  • Silencio.

En muchas ocasiones es fácil identificar un lugar en el que se utiliza un sistema de aire acondicionado, pues el sistema suele hacer un sonido muy particular, a veces incluso ruidoso. Esto no sucede con este tipo de equipos, pues son totalmente silenciosos gracias a la tecnología que utilizan y, por supuesto, a su tamaño.

Esta puede parecer una característica irrelevante, pero en muchos ámbitos el ruido puede ser un elemento desagradable que afecta a las personas al momento de realizar sus actividades, por lo que el funcionamiento silencioso que ofrece un equipo de este tipo es un gran beneficio para muchos.

  • Mantenimiento de equipos de cómputo.

Prácticamente todos los aparatos electrónicos cuentan con un sistema integrado de enfriamiento, pero este sistema no suele ser efectivo cuando los equipos se utilizan por lapsos prolongados. En las oficinas es común utilizar equipos de cómputo prácticamente todo el día para realizar las diferentes actividades y en estos casos los minisplits son la herramienta ideal para ayudar a mantener en una temperatura adecuada estos equipos para prevenir su sobrecalentamiento y prolongar su tiempo de vida útil al máximo.

  • Manejo sencillo y amigable; ambiente cómodo y agradable.

Manejar un equipo de este tipo es sumamente sencillo, pues ya sea manual o remotamente, la programación y manipulación del sistema es muy fácil debido a que sus controles son fáciles de entender y solo son unos cuantos, a diferencia de los grandes sistemas de aire acondicionado que en muchas ocasiones requieren un técnico especializado para su programación. De esta manera obtener el clima y la temperatura ideal en un lugar es sumamente sencillo, de forma que se obtiene el ambiente más cómodo y agradable según las necesidades de los usuarios mejorando así no solo el clima, sino el estado de ánimo de las personas y así, favoreciendo su productividad o capacidad para realizar sus actividades.

Los beneficios de tener un buen sistema de acondicionamiento del aire son varios y pueden resultar de suma importancia para las labores que en el lugar se realizan, al grado de incrementar la productividad, favorecer las relaciones entre los habitantes o usuarios del lugar, mantener un ambiente sano y en consecuencia, mejorando la productividad de la empresa, el trabajo del taller o la convivencia familiar.

Es muy importante saber elegir el modelo de equipo adecuado y saber qué tipo de sistema es el mejor, para ello es necesario acudir con los expertos y recibir la mejor asesoría, razón por la que se recomienda ampliamente acudir con la mejor empresa en la industria de la refrigeración, el aire acondicionado y los minisplits: Unifrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *