El mantenimiento preventivo de cámaras frigoríficas

Cámaras Frigoríficas | Unifrio

La importancia del frío en la industria y el comercio en la actualidad es innegable, es necesario un proceso de refrigeración e incluso de congelamiento para la conservación de muchos productos y en algunos casos el frío es un elemento necesario para la fabricación de algunos productos. En la industria alimenticia, química y petrolera es donde más uso tienen los sistemas de refrigeración, pero no son exclusivos.

No obstante, para que estos procesos sean ideales es necesario dar un adecuado mantenimiento a las cámaras frigoríficas, pues esto implica no solo mantener el equipo en funcionamiento, sino ampliar su vida útil en condiciones óptimas para su operación, lo que implica aprovechar al máximo la inversión. Al mismo tiempo dar mantenimiento preventivo de manera periódica al equipo implica evitar fallas y averías, lo que también puede resultar en un ahorro considerable de dinero y tiempo, pues no se requiere la compra de refacciones, un servicio de reparación o la interrupción de la producción.

Un dato interesante para reforzar esta práctica en la industria es que alrededor del 80% de las fallas y averías que presenta un sistema de refrigeración derivan de la falta de mantenimiento preventivo y de la falta de limpieza del equipo. El mantenimiento preventivo de este tipo de equipos debe ser realizado bajo condiciones controladas, de manera que mientras este se lleva a cabo se pueda detectar el más mínimo error y se pueda corregir en el momento para así evitar que el inconveniente pueda crecer y al mismo tiempo evitar que el servicio que el equipo proporciona se interrumpa.

Aunque parezca difícil de creer, este tipo de mantenimiento no se realiza de forma frecuente en muchas empresas, por lo que las consideraciones, recomendaciones y pasos a seguir tampoco son tan conocidos por los usuarios y empresarios, razón por la que es menester proporcionar un poco más de información al respecto para facilitar y promover el mantenimiento adecuado y periódico de estos excelentes equipos.

La primera recomendación es que, para obtener el mayor rendimiento y no tener problemas con las actividades diarias de la empresa, el mantenimiento debe realizarse en un momento en el que no se está llevando a cabo alguna actividad productiva o de almacenamiento, de manera que se aprovechen las horas libres de la planta, almacén o instalaciones.

Como en cualquier otra actividad industrial, es necesario que se realice una planeación adecuada donde se detalle el procedimiento a seguir, las actividades a realizar, los materiales, herramientas y personal requeridos y, desde luego, seguir cabalmente este plan de trabajo, ya sea que esté destinado al mantenimiento únicamente de un equipo o sistema, o bien, se trate de un proceso de mantenimiento general de toda la planta o almacén.

Antes de iniciar el trabajo de mantenimiento de las cámaras frigoríficas de la empresa es obligatorio e indispensable tomar algunas medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de  accidente. Entre las medidas más comunes está desconectar el flujo de energía eléctrica del equipo y verificar que no exista la posibilidad de su encendido automático, utilizar equipo adecuado de protección personal (lentes o gafas protectoras, guantes, zapatos de seguridad, candados de seguridad, overoles y todas las prendas o equipo que determine la misma empresa y el sistema).

Asimismo, es de suma importancia utilizar la tarjeta de seguridad del sistema antes de empezar el trabajo de mantenimiento para evitar que el equipo se ponga en marcha y como complemento se deben colocar también los candados individuales de la cámara.

Una vez aplicadas todas estas medidas de seguridad se procede a realizar el protocolo de mantenimiento, cuyo primer paso es realizar el servicio en el evaporador. Este servicio consiste en realizar una limpieza general del gabinete, lavar el serpentín de evaporación con los materiales adecuados, verificar que el sensor de la válvula termostática esté en la posición correcta, confirmar que las conexiones estén en perfecto estado, limpiar los motores y sus aspas, desinfectar la charola de condensados, verificar el estado del termostato, de ser requerido apretar la tornillería y revisar todo el cableado.

El segundo paso del protocolo es dar el servicio al condensador, servicio que consiste prácticamente en los mismos pasos que el mantenimiento del evaporador con algunas adiciones que son revisar el contactor, verificar la presión de paro, verificar el aislante de la tubería de succión, comprobar o ajustar el calefactor y verificar el amperaje.

Pero un buen mantenimiento de cámaras frigoríficas no implica únicamente seguir al pie de la letra el protocolo y plan realizado, también se deben considerar y verificar de manera minuciosa algunos factores y elementos importantes que determinan el buen o mal funcionamiento del sistema.

El bombeo del equipo es fundamental para su funcionamiento, pues este detecta los cambios de temperatura y presión en la cámara y por lo tanto posibles fallas. Para que funcione de manera correcta se debe verificar que la válvula solenoide de líquido esté instalada lo más cerca posible de la válvula de expansión termostática. Otro elemento importante que debe verificarse es la válvula termostática de expansión con el fin de evitar cualquier tipo de inconveniente derivado de un problema de presión en el equipo.

Un aspecto importante a verificar, no necesariamente durante el proceso de mantenimiento, es que no haya deshielo en el equipo, lo cual se puede presentar con mayor frecuencia durante las madrugadas, con temperaturas ambientales bajas, a causa de resistencia eléctrica o por gas caliente. Este inconveniente se debe principalmente a que el refrigerante líquido fluye hacia la línea de succión o hacia el condensador.

Estos son quizás los pasos a seguir y factores más importantes a considerar para el mantenimiento preventivo de sistemas de refrigeración, pero es posible agregar una recomendación más que puede resultar fundamental para un buen mantenimiento preventivo: solicitar el servicio de mantenimiento con profesionales expertos en cámaras frigoríficas y sistemas de enfriamiento, y para ello no cabe duda que la empresa líder en este sector, con mayor experiencia, calidad y recomendaciones es Unifrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *