Una correcta limpieza para un óptimo cuarto frío

Buen día, querido lector, es un gusto que nos acompañes nuevamente en una entrada más de nuestro blog, el cual Unifrío realiza para ti. Como siempre, te traemos información que pueda serte de utilidad para elegir el mejor sistema que necesites para tu empresa, y en esta ocasión queremos hablarte sobre la limpieza y sanitización de un cuarto frío, ya que, como sabemos, los cuartos fríos son una pieza muy importante en la preservación de productos perecederos para garantizar una mayor durabilidad y conservar intactas sus propiedades.

Si contamos con un buen sistema de congelación reduciremos la necesidad de remover el producto de manera inmediata, por lo cual podemos disponer de éste por más tiempo, de igual manera, si nos dedicamos a la investigación farmacéutica o bioquímica, un cuarto frío será indispensable para conservar las muestras de estudio por más tiempo, ayudándonos a llegar a conclusiones más precisas sin necesidad de ocupar material extra en el momento, reduciendo el desperdicio de la materia.

Una correcta limpieza asegura que los posibles contaminantes que hayan quedado del almacenaje pasado sean eliminados para evitar la acumulación de bacterias que puedan dañar nuestro producto.

Es muy importante señalar que si un cuarto frío ha sido usado con fines de almacenaje químico, farmacológico o biológico, bajo ninguna circunstancia y sin importar la profundidad de la limpieza, deberá ser utilizado para almacenar comida y productos agrícolas, pues siempre puede existir el riesgo de alguna bacteria o agente nocivo que haya podido sobrevivir a la sanitización, además de que, legalmente, sería imposible reutilizar el espacio para dichos fines.

Una limpieza es algo muy superficial, es como su nombre lo indica, remover la suciedad y residuos de lo que se ha almacenado en los estantes, paredes, pisos, racks, en fin, de cualquier lugar en donde haya quedado algún desperdicio. Si no se efectúa una limpieza diariamente, los microorganismos existentes en dichos desperdicios y en las superficies se alimentarán de los residuos, por lo que se multiplicarán, representando un riesgo terrible para tu producto.

Ahora bien, la limpieza puede realizarse en seco o con detergentes que agilicen la segunda etapa, que es la de la sanitización. Esta es la etapa más importante y con ella eliminaremos el 99.99% de los microorganismos y bacterias que se encuentren presentes en el cuarto. La sanitización se lleva a cabo mediante la aplicación de químicos especiales, llamados sanitizantes, aunque pueden usarse también métodos a través de máquinas de vapor.

Un proceso va de la mano con el otro, pues juntos garantizarán que el espacio quede libre de microorganismos, es decir, no podemos proceder a la desinfección del lugar sin antes remover la suciedad visible y residuos orgánicos e inorgánicos.

Para evitar de manera eficaz que los microorganismos y bacterias proliferen en tu cuarto frío, debes recurrir a los detergentes que cuenten con los químicos adecuados para acabar con cualquier residuo de manera óptima. Pero, antes de escoger el producto químico que usarás para este procedimiento, deberás fijarte para qué tipo de superficie está hecho y si no dañará lo que en el cuarto conserves. También debes escoger de acuerdo al tipo de producto que almacenes, si son orgánicos como comida o  productos farmaceúticos, ya que cada detergente tiene propiedades específicas de acuerdo a tus necesidades.

Este paso es específicamente para la limpieza, por su parte, para sanitizar se ocupan químicos especializados que no tienen los detergentes, así que debes de asesorarte con tu proveedor para que te indique el que necesitas para proteger tus productos sin dañarlos o a la estantería y cámara frigorífica en general.

Los químicos que se utilizan para la sanitización son los siguientes:

  • Las sales cuaternarias de amonio
  • Dióxido de cloro
  • Hipoclorito de sodio

Se recomienda cambiar el tipo de químico de sanitizante por lo menos cada año, así evitaremos que los microorganismos y bacterias generen resistencia y se propaguen.

Antes de comprar algún químico, también debes tomar en cuenta si éstos están prohibidos en la zona en donde se encuentra tu empresa, o si representan un alto riesgo para la salud de quien llevará a cabo la limpieza, por eso recalcamos la asesoría con un experto en estos químicos, como Unifrío, debido a que sólo el podrá ayudarte a elegir el más adecuado para tu empresa y producto.

Por otra parte, hay varios factores que influyen de manera directa al buen funcionamiento de los químicos o sanitizantes. Éstos son:

  • La calidad del agua con la que se mezclan
  • El llegar a la temperatura adecuada para activar la función del sanitizante
  • Que la medida haya sido tomada correctamente
  • Que se haya respetado el tiempo de contacto indicado en las instrucciones operativas
  • Que las herramientas y aplicadores estén en perfectas condiciones de uso y se encuentren perfectamente limpios

Para que la limpieza y sanitización de nuestro cuarto se lleven a cabo de manera correcta, es necesario tomar en cuenta diferentes puntos:

  • Si tu cámara o cuarto es muy grande, es probable que no puedas realizar estos procedimientos en una sola operación, por lo que deberás planificar el hacerla en dos o más partes. Deberás también retirar o proteger perfectamente los productos que en ella queden.
  • Generalmente, la limpieza se realiza con el equipo encendido, pero si algún producto debiera moverse, tendrá que ser regresado a su estantería para evitar que pierda la temperatura necesaria.
  • Las actividades de tu personal deben estar coordinadas y planificadas para que el tráfico de éste por el cuarto frío no afecte el proceso de limpieza. Dar fecha a tales actividades e informar al personal sobre el procedimiento que se esté llevando a cabo dentro de la cámara será de gran ayuda.

Como hemos comentado anteriormente, el tipo de productos almacenados influye en la toma de decisiones sobre los químicos que se utilizarán, y la frecuencia de la limpieza dentro del cuarto. Con todo esto pretendemos evitar la proliferación de baterías, entre ellas, una de las más peligrosas, que es la listeria monocytogenes, la cual es apta para crecer y reproducirse en temperaturas bajo los cero grados, además de que la puedes encontrar en la tierra, plantas, agua o animales, en las paredes, empaques, botes y contenedores de basura y trapos o utensilios para la limpieza que se encuentren húmedos.

Si tu empresa genera alimentos listos para el consumo, es recomendable que se realice un estudio y análisis microbiológico en toda la estructura de tu cuarto frío, para así poder detectar  si dicha bacteria existe en el ambiente y tomar las precauciones y acciones debidas para eliminarla. Para evitar cualquier brote de listeria o demás microorganismos, es recomendable que no dejes superficies en donde pueda generarse acumulación de agua y realizar las tareas de limpieza y sanitización de manera regular.

Como puedes ver, mantener en óptimas condiciones de limpieza tu cuarto frío no es difícil y es la única manera de mantener en perfecto estado tu producto. Por último, queremos recordarte que si necesitas algún mobiliario de refrigeración para iniciar tu producción, o si requieres mayor información a este respecto, no dudes en contactar a Unifrío, los expertos en refrigeración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *