Puertas corredizas: practicidad y utilidad

En muchas ocasiones, cuando se lleva a cabo el diseño y planeación para iniciar un proyecto industrial o comercial, se pone mucha atención en diversos aspectos por ser considerados de vital importancia, sin embargo, de manera frecuente se suelen olvidar algunos detalles que resultan relevantes para el diseño y funcionamiento de las instalaciones.

Aunque parezca intrascendente, uno de los aspectos que se toman más a la ligera son los lugares de entrada y salida, los accesos y la seguridad de estos. Pero cuando se analiza y piensa detenidamente en ello, es posible identificar de manera clara que las puertas son puntos importantes en las instalaciones, sobre todo cuando se trata de cuartos fríos, cámaras frigoríficas o instalaciones con necesidades y usos específicos en la industria.

Las puertas corredizas son una de las mejores opciones en muchas de estas instalaciones, pues ofrecen la posibilidad de ahorrar espacio, son de fácil manejo, fácil mantenimiento y prácticamente encajan en cualquier tipo de lugar, edificio, instalación o cuarto. Este tipo de accesos son tan útiles que incluso hay casas que ya los utilizan como parte de su diseño.

Por supuesto, existen diferentes tamaños, modelos y materiales con los que se fabrican estos productos, cada tipo con usos variados que se pueden adaptar a las diferentes necesidades, requerimientos y exigencias del usuario. Al mismo tiempo existen modelos que tienen características muy específicas, pues están diseñadas para usos particulares en algunas instalaciones como laboratorios, tiendas y sistemas de refrigeración.

En general, el tipo de puerta corredera más utilizado es el empotrado. Se trata de un tipo de puerta cuyos rieles o líneas de desplazamiento están empotrados o insertados en las paredes del cuarto o lugar. Esto le da gran firmeza y estabilidad a los elementos de acceso, pero al mismo tiempo implica un problema sobre todo cuando es necesario realizar una reparación.

En este caso hay modelos de dos hojas o de una sola, todo depende del lugar o espacio que se tenga. Es muy común que este tipo particular se utilice en instalaciones domésticas como armarios o alacenas y en almacenes comerciales o industriales, en general, lugares donde solamente se desea guardar o mantener algo, sin necesidad de características o cuidados especiales.

Hay otro tipo muy común y utilizado de puertas corredizas, que son las de cristal o algún polímero translúcido. Este tipo de puerta suele ser de una pieza, aunque también es posible que se adapten para que cuenten con dos o más hojas, dependiendo de su finalidad. Su uso doméstico más frecuente es en cocinas y baños, pues son piezas muy efectivas cuando se trata de aislar olores, permitir la entrada de luz y además son de fácil instalación, cuidado y mantenimiento.

Pero su uso comercial también es muy común, sobre todo en mostradores, y una variante muy particular puede ser vista con regularidad en los refrigeradores y congeladores de tiendas de autoservicios. Se dice que es una variante, porque cuenta con elementos que permiten mantener el hermetismo para conservar la temperatura baja dentro de los mostradores.

Como estos, existen otros tipos de instalaciones de apertura y cierre que pueden ser utilizados en espacios domésticos y comerciales, pero en la industria, sobre todo cuando se trata de mantener ambientes aislados y con condiciones internas muy específicas, se utilizan puertas elaboradas con mucha mayor especificidad en los materiales, las formas, el tamaño y los elementos de apertura, cierre, sellado, deslizamiento y control.

Por supuesto, existen puertas corredizas con mecanismos de apertura horizontal o vertical, los cuales dependen de la conveniencia de los usuarios y el lugar. Puede haber mecanismos de dos hojas o una sola, los elementos de seguridad son diferentes y específicos, algunas puertas son mecánicas o de operación manual y otras electrónicas. Todas estas características se determinan en función de las actividades a realizar dentro del lugar, el nivel de seguridad, las características requeridas dentro del cuarto o almacén y los materiales que se ingresarán.

Las ventajas de utilizar este tipo de puertas en los diferentes espacios industriales se pueden resumir en la optimización del espacio, el fácil mantenimiento y la practicidad de la estructura. Lo cierto es que tener un espacio óptimo, con una distribución adecuada y un aprovechamiento máximo del espacio es uno de los grandes retos de la arquitectura e ingeniería, pero con estos artefactos, es posible utilizar el espacio disponible de la mejor manera, pues este tipo de puertas solo utilizan el espacio sobre el que son montados.

Dar mantenimiento a una puerta como esta es realmente sencillo. Debido al material con el que están hechas, que suele ser algún metal o polímero, no existe riesgo de contaminación de alguna plaga que desgaste las piezas, por lo que para mantener estas puertas corredizas en buen estado basta con dar mantenimiento básico como mantener aceitados los rieles o líneas, limpiar las estructuras y en caso de ser electrónicas, verificar que los mecanismos estén en buen estado.

Asimismo, este tipo de puertas ofrecen un alto grado de practicidad pues cuando se abren, la apertura queda por completo descubierta y libre para el acceso o salida, a diferencia de lo que sucede con otro tipo de puerta. Al mismo tiempo, una puerta corredera es de fácil apertura o cierre, son completamente manejables, no se abren o cierran con las corrientes de aire, tienen seguros muy efectivos y son fáciles de montar o desmontar.

Por todo lo anterior, y conociendo las necesidades de la industria en la actualidad, Unifrio ofrece las mejores soluciones para el acceso y salida de algún espacio, sobre todo cuando se trata de puertas para cámaras frigoríficas, cuartos fríos o cualquier otro sistema de refrigeración, pues Unifrio cuenta con expertos que diseñan y fabrican este tipo de elementos de manera especializada para que el funcionamiento general de la cámara sea el mejor y el ambiente frío requerido se conserve.

Unifrio cuenta con una extensa gama de puertas corredizas, overhead y abatibles, todas ellas diseñadas, fabricadas y especializadas para su uso en sistemas de refrigeración, demostrando una vez más por qué Unifrio es la mejor empresa en México cuando de frío se trata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *