La refrigeración industrial en el sector químico

Cuando se piensa en sistemas para enfriamiento o congelación, lo más común es pensar en la industria alimenticia, pues el frío es altamente eficaz para la conservación de carne, lácteos, frutas, verduras y otros alimentos. Sin embargo, este sector no es el único que requiere frío para la conservación de productos o incluso como parte de sus procesos de producción, pues en realidad el frío es un elemento sumamente utilizado en casi cualquier sector.

Otro campo en el que la aplicación de bajas temperaturas es muy frecuente es el sector químico, ya sea que se trate de la transformación de elementos para creación de nuevos compuestos, la experimentación con fines científicos o la conservación de materiales y productos.

De manera más específica, la refrigeración industrial, en lo que a la ciencia química respecta, es utilizada de manera muy frecuente en la industria del petróleo o industria petroquímica y en la industria farmacéutica, tanto para la transformación de elementos, compuestos y sustancias, como para la conservación de los productos obtenidos de los diferentes procesos.

En la industria petroquímica el frío es de gran importancia para  llevar a cabo el procesado del petróleo. De manera precisa, las cámaras e instalaciones de enfriamiento se utilizan con tres objetivos principales. El primer objetivo es controlar la presión generada por el vapor que emana durante el proceso de destilación, el cual en realidad se trata de una mezcla de gases altamente volátiles, que son metano, etano, propano y butano. En pocas palabras, la aplicación de frío durante el procedimiento de destilación del petróleo es un control de seguridad.

El segundo objetivo con el que se utilizan cámaras de enfriamiento en la industria petroquímica es el de cambiar las relaciones de solubilidad del petróleo y sus aceites lubricantes derivados, de manera que sea posible eliminar algunos de sus constituyentes, principalmente el asfalto y la cera, por medio de precipitación.

El tercer objetivo del uso del frío en las plantas petroleras es producir reacciones químicas de manera selectiva para extraer algunos constituyentes del petróleo y sus derivados, sobre todo aquellos que forman gomas de combustibles ligeros o que forman pequeñas fracciones de combustibles alquilatos. Este proceso se utiliza principalmente para aprovechar estos constituyentes, pues, por ejemplo, el alquilato es un elemento muy valioso y útil para la producción de combustibles para naves y aviones.

Por supuesto, las temperaturas que se utilizan deben ser controladas con un alto grado de precisión, por lo que se requiere el uso de equipos de refrigeración industrial con capacidades y funciones muy precisas. Algunos rangos de temperatura que se manejan en esta industria son de -38° hasta los 15°, para lo que se utilizan sistemas con amoníaco como refrigerante y en ocasiones, agua refrigerada por atomización.

Para temperaturas por debajo de los -40° se utilizan equipos o cámaras que emplean propano como refrigerante, pues este gas es la mejor opción para mantener tal nivel de frío y ayudar a mantener un nivel de presión estable.

Otro proceso en el que se requiere el frío, aunque ya no es como tal un procedimiento que se lleva a cabo en la industria petroquímica, pero que deriva de esta, es la producción de caucho, plástico y diferentes polímeros, en el que el frío se utiliza con el fin de controlar el proceso de polimerización, para lo que se requieren sistemas de enfriamiento con temperaturas de hasta -85°.

Por su parte, en la industria farmacéutica la cantidad de procedimientos que requieren equipos de refrigeración para la producción y conservación de diferentes productos son variados en naturaleza y número. Entre los procedimientos más comunes que requieren frío en esta industria están los diferentes procesos de secado de compuestos por medio de congelación, el enfriamiento de elementos en estado líquido para su uso adecuado, la distribución de líquidos en estado frío para la producción, entre los que se encuentra líquido anticongelante, etilenglicol o alcohol.

Otros procedimientos farmacéuticos para los que se requieren equipos y sistemas de refrigeración industrial son la división de elementos gaseosos, la condensación de gases, captura y solidificación de gases, la solidificación de diferentes sustancias y compuestos, la separación de sustancias, la conservación de elementos líquidos con el fin de controlar su presión, controlar los niveles de humedad en las reacciones, eliminar cualquier rastro de calor durante una reacción química, por supuesto la conservación de productos y muchos otros.

Los equipos y sistemas de enfriamiento utilizados en esta industria suelen utilizar como refrigerantes principales el amoníaco y el freón refrigerante e incluso una mezcla de ambos gases, dependiendo de las necesidades, pues en el sector farmacéutico en ocasiones se utiliza el enfriamiento indirecto, es decir, no se ingresa directamente el producto, mezcla, compuesto o reactivo a una cámara o equipo, sino que se aplica el frío mediante el uso de dispositivos especiales conectados o independientes a las cámaras o cuartos fríos.

Como se puede notar, la importancia del frío en el sector químico es grande, tanto que las plantas de refinación de la industria petroquímica requieren de grandes instalaciones para el enfriamiento, de hecho existen muchas plantas petroleras enteras cuya única función es la refrigeración, es decir, son enormes refrigeradores y congeladores. La industria farmacéutica no requiere plantas enteras con este objetivo, pero sí utiliza una gran diversidad de equipos y sistemas como cámaras frigoríficas, cuartos fríos, refrigeradores, difusores, congeladores y otros dispositivos mucho más especializados.

Como empresa especializada en el área, Unifrio ofrece sistemas de refrigeración industrial con las mejores implementaciones tecnológicas, diseñados de manera específica para satisfacer las necesidades del cliente y especializados según el sector para el que serán utilizados. Unifrio es una empresa que trabaja en función de las necesidades y requerimientos de sus clientes y por ello cuenta con el respaldo y recomendación de estos, pues es, indudablemente, la mejor empresa de la industria del frío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *