Cada una de las cámaras de refrigeración se compone de un espacio en el que se busca extraer la energía térmica del mismo, esto con la idea de poder enfriar por medio de un sistema de refrigeración. Es ocupada en la mayoría de los casos para conservar alimentos o productos químicos.

Anteriormente se pensaba que una cámara de refrigeración enfriaba el espacio en el que encontraba, sin embargo, no es esta su forma de operar, sino que se dedican a extraer la energía en forma de calor, la cual muchas veces se contiene en el interior de estos lugares, esto como se dijo anteriormente, se realiza por medio de un sistema frigorífico.

Para lograr este resultado, se deben tener ubicados varios evaporadores de líquido refrigerante en el interior del espacio. Cada uno de estos evaporadores se dedican a absorber la energía térmica, intercambiándola por refrigerante evaporado, así, mientras el líquido se evapora a una temperatura muy baja, al interior del lugar se va absorbiendo la energía térmica del aire que se encuentra en este espacio.

Esta cámara debe estar completamente aislada térmicamente, esto con el fin de minimizar cualquier transferencia de calor a la estructura, esto es posible gracias a paneles frigoríficos que se construyen con polímeros sintéticos, los cuales son de bajo coeficiente de transferencia de calor.

La forma en que están construidas las cámaras de refrigeración responde directamente a la función que cumplirán, esto se refiere a la absorción de térmica y a las condiciones medioambientales a las que estará sometida, lo cual se  refiere a todos aquellos parámetros de temperatura y carga térmica.

Para poder definir completamente su diseño y construcción se tienen que tomar en cuenta los materiales con los que será fabricada, además de las especificaciones que se tiene para el tamaño en el que procederá su instalación, así como del tipo de suelo que ocupe, ya que de estos factores dependerá su efectividad; entre las características de lo mencionado anteriormente, se podrá encontrar lo siguiente:

  • Los paneles deben estar fabricados de polímeros sintéticos, lo cuales cuentan con un bajo coeficiente para la transferencia de calor, esto es logrado por su poca conductividad térmica de cada uno de sus materiales, pues de estos se logra minimizar la pérdida de conducción y convección entre cada uno de los lados de la cámara, además, del grosor dependerá la transferencia del calor, así que entre más grande sea el panel en su anchura, mayor será la diferencia de calor entre exterior e interior.
  • Para determinar la altura y el tipo de techo o piso que se usará para instalar cámaras de refrigeración, se debe tomar en cuenta el tipo de operación que dará, ya que, para las cámaras pequeñas que no tengan un gran absorción de temperatura, es posible usar los paneles que se emplean en las paredes del mismo, a los cuales se les pueden dar acabados especiales. Para las cámaras de mayor tamaño, los paneles deben ir colgados a la estructura que contendrá la cámara, esto es logrado por medio de anclajes o elementos que son especiales, como lo son las cadenas o piolas metálicas. Además, para los pisos se pueden utilizar los paneles-pisos, los cuales pueden soportar un tráfico ligero, mas no soportan el peso de un montacargas.
  • Para solucionar la problemática que se puede presentar con el tipo de suelo en una cámara de refrigeración, se tiene que tomar en cuenta el tamaño y temperatura del diseño, esta última siendo el más importante de los aspectos, ya que, si la cámara va a trabajar a temperaturas que estarán por debajo de los 0°C, el suelo debe estar tratado para que esté libre de humedad, esto con el fin de poder evitar la congelación. Además, no se tendrán problemas con la estructura del lugar.

Cada uno de estos espacios dedicados para la conservación de distintos tipos de materias, deben contar con las especificaciones correctas para su buen funcionamiento. Esto con el fin de evitar que en un futuro se tengan problemas con la cámara, ya que estas deben tener un tiempo útil de vida, mismo que se prolonga con el mantenimiento adecuado.

En Unifrio, trabajamos en el desarrollo de cualquier tipo de proyecto y la manufactura de cualquier cámara de refrigeración, la cual podrá ser utilizada en toda aplicación que se tenga pensada dentro de la industria comercial, además, nos adaptamos a cada uno de los requerimientos que nuestros clientes tengan, así optimizamos cada uno de los recursos y espacios que se tengan disponibles.

Somos una empresa que cuenta con la experiencia necesaria para poder brindar un servicio de calidad, además de contar con un equipo profesional, capacitado y especializado en esta área, el cual le ayudará a materializar la idea que tiene en mente sobre una cámara de refrigeración.

Estamos conscientes de lo que esto implica y la conservación que se debe tener de cualquier tipo de producto perecedero. Por ello, nuestro objetivo es el de brindarle los materiales de la más alta calidad en cada uno de los trabajos que realizamos, pues nuestro deber es hacerle perdurar su materia prima.

Asimismo contamos con diferentes tipos de servicios para todos nuestros clientes, los cuales constan de un servicio técnico capacitado en refrigeración y mantenimiento de cualquier equipo, así como de solucionar los problemas que lleguen a presentarse en los mismos; también tenemos un excelente servicio al cliente conformado por profesionales que le brindarán la atención necesaria para poder cubrir sus dudas y necesidades. Contáctenos, somos la mejor opción en el mercado.